RESEÑA#28: Cruzando los limites



Savannah no entiende por qué todo el mundo se empeña en que vuelva con Brian. ¿A nadie le importa la razón por la que rompieron? Quizá debería hacerse la tonta y aceptar que su perfecto, brillante y universitario novio se acostó con otra chica en el asiento trasero de su coche, destrozando su pequeño universo y sus planes de futuro. 
Caleb es todo lo contrario a Brian, alguien poco recomendable. Es insolente, descarado y temperamental, y posee una mirada capaz de provocar incendios. Savannah conoce el peligro que supone acercarse a él. Sin embargo, ahora que el chico ha regresado a la ciudad, lo que hace unos años solo era un amor platónico e infantil amenaza con transformarse en algo muy real… y convertir su último verano, antes de ir a la universidad, en el más excitante de toda su vida. 



Me encanta cuando comienzo a leer un libro a ciegas, pues no tengo expectativas de nada, ni ideas previas acerca del carácter de  los personajes o una ligera idea de lo que podría pasar y eso hace que la experiencia de la lectura mejore, al menos en mi caso. 
En esta novela de la autora María Martínez, nos encontramos con dos personajes que a mi parecer son como dos caras de una misma moneda.
Savannah había estado en una relación perfecta con Brian, creía que lo suyo era bueno y que eran el uno para el otro, pues sus mundos encajaban en lo que todo el mundo esperaba, sin embargo todo esto fue echado a la basura cuando Savie se dio cuenta que su novio tuvo sexo con otra chica en el asiento trasero de un coche, y aunque todo mundo le dice que debería perdonar a Brian, ella no puede ceder tan fácilmente, y menos aún cuando en su vida vuelve a aparecer Caleb, su amor platonico desde la secundaria.
Al principio es verdad que ellos no se soportaran, pero la quimica que existe entre ambos también es innegable, y ambos muy pronto se encontraran
cruzando los limites de su relación.
Savannah, al principio aparece como una chica muy responsable, quien intenta a toda costa cumplir con las expectativas de sus padres, amigos y en general con la sociedad, sin embargo Savannah no está conforme con ello, a pesar de que nunca se queja, pero es un personaje que tiene carácter y lo demuestra desde sus primeras páginas. Continuamente también vamos viendo como su personaje madura, comprende y lucha contra sus propios prejuicios sociales.
Caleb por otro lado es un tipo duro, con un pasado muy marcado, y un espíritu que ha dejado vencer a sus demonios, o eso es hasta que se encuentra con Savannah. Él está muy consciente de que no es el indicado para ella, pero no puede alejarse, pues esos demonios que lo persiguen constantemente parecen detenerse cuando está a su al rededor, así que ¿como podría alejarse de la única persona que hace qué se sienta completo de nuevo?

Savannah y Caleb, me parecen dos personajes con personalidades muy definidas y en lo personal me han gustado como fueron estructurados, aunque simpaticé más con Cassie, la mejor amiga de Savie. 
La narrativa de la autora no me ha convencido del todo, pero lo recompensa con una lectura muy ágil y fresca, con personajes maravillosos y con unos buenos puntos de giro, si bien a la mitad del libro sentí que la lectura se fue en picada un poco, después de unas cuantas páginas más, la novela renació de las cenizas como un ave fénix, dejándome con los sentimientos a cien y con ganas de no dejar de leer hasta terminar y saber que pasa. 
En conclusión, la lectura me ha encantado, creo que es un libro que no deberían dejar pasar, pues promete unas horas de buena lectura y mucho entretenimiento. 

¿Ya leyeron el libro? ¿Que les ha parecido? ¿Conocen el resto de la trilogía? 

                                         ¡Besos y felices lecturas!


3/5


2 comentarios:

¡Hola! tu opinión es muy importante para mí, no dejes de comentar ♥¡Devuelvo comentarios!♥ Evitemos los spoilers y que siempre prevalezca el respeto ♥

♥¡Felices lecturas!♥

RESEÑA#31: Cinder & Ella

Ha pasado casi un año desde que Ella Rodríguez de dieciocho años tuvo un accidente automovilístico que la dejó lisiada, con cicatrice...